Historia del Forex

La historia del Forex

En la prehistoria no había concepto de divisas. Una vaca era una vaca y una oveja una oveja. Gente intercambiaba bienes por otros bienes. El problema era cuando una cambiaba diez ovejas por cinco vacas, tenía que encontrar un lugar para mantener las vacas. Las vacas son grandes, no caben en el bolsillo. Algo tuvo que cambiar.

Mesopotamia

Sociedades urbanas aparecieron Mesopotamia alrededor del 5000 AC. La riqueza se basaba en productos agrícolas, principalmente en trigo. Trigo fue guardado en graneros, y cuando alguien hacia depósitos, necesitaba recibos, que venían en forma de un trozo de metal.

Alrededor del 3000 AC, el proceso evolucionó en el siclo, una medida de cebada. Siclos se podían convertir en metales como cobre, plata y oro.

Entonces, alrededor del 1700 AC, el código de Hammurabi estableció leyes formales en Mesopotamia. Esto incluía reglas sobre el uso de dinero en la sociedad mesopotámica. Nació el dinero.

Monedas

El problema con la mayoría de las primeras monedas era el hecho de que no había una medida estándar. Una pieza de oro podría ser pequeña o grande, así que no había manera de poner un valor consistente en productos comercializados.

Monedas resolvieron este problema. Tenían un peso estándar, y fueron estampadas con símbolos por el estado para demostrar su autenticad. Las primeras monedas metálicas estandarizadas aparecieron en Grecia en el siglo VII AC.

El patrón oro

El valor de una moneda se determinaba por su peso hasta el siglo 17; un florín holandés tenía un peso y un franco francés otro.

Sin embargo, a medida que crecía el comercio, las monedas resultaban cada vez menos prácticas. Los bancos empezaron a emitir dinero en billetes más grandes, utilizando material barato como papel. Dinero físico ya no tenía valor intrínseco; en cambio se canjeaba en bancos por oro u otros metales preciosos.

Después de las guerras napoleónicas de 1803-1825, un número de naciones fijó el valor de sus monedas frente al oro, y prometió canjear los billetes directamente. A partir de ese momento las divisas se podían intercambiar por su valor fijo.

Ese fue el patrón oro.

El mundo en guerra

El patrón oro se mantenía hasta la Primera Guerra Mundial. Sin embargo, crecían preocupaciones sobre la habilidad y voluntad de algunos países de intercambiar sus billetes.

El caos de la Primera Guerra Mundial puso fin al patrón oro, y nada lo reemplazó hasta el 1944.

Aunque el patrón oro estaba muerto, las instituciones financieras internacionales empezaron a aparecer entre las guerras. La más importante fue el Banco de Pagos Internacionales (BPI), fundado en Basilea en 1930. Su objetivo era apoyar a los países sin sistemas financieros maduros, o aquellos con déficits de las balanzas de pagos.

1944

En 1944, delegados de 44 naciones aliadas quedaron en Bretton Woods, Estados Unidos. Importantes economistas como John Maynard Keynes y Harry Dexter White trabajaron ahí para crear un nuevo sistema financiero mundial, para que los países destrozados pudieran ser reconstruidos después de la guerra.

Los acuerdos de Bretton Woods fueron firmados en Julio de 1944 con los siguientes resultados:

  • El Fondo Monetario Internacional (FMI) fue establecido
  • Los países que cooperaron con el FMI podían recibir préstamos de estabilización
  • El dólar estadounidense y la libra británica fueron anunciados como monedas de reserva internacionales
  • Los valores de las divisas fueron fijados frente al dólar estadounidense – con sólo 1% de desviación permitida
  • El valor del dólar fue fijado frente al oro
  • Los países podían cambiar sus tipos de cambio solo con el permiso del FMI
  • Las divisas se hicieron convertibles
  • Se exigió a los gobiernos a mantener reservas e intervenir en los mercados de divisas
  • Las naciones tenían que pagar una cuota en oro y divisa nacional para unirse al FMI

1947

Después de la Guerra Segunda Mundial los Estados Unidos empezaron a preocuparse sobre la habilidad de una Europa tan devastada de resistir el comunismo soviético. En 1947 establecieron el Plan Europeo de Recuperación, popularmente conocido como el Plan Marshall por el secretario de estado de los EEUU, George Marshall.

Durante cuatro años, los países europeos recibieron casi 13 mil millones de USD bajo el Plan Marshall, algo que les permitió comprar bienes y servicios que necesitaban para la reconstrucción.

1964

En 1964, Japón hizo que el yen fuera convertible. Con todas las principales divisas convertibles estaba claro que los EEUU ya no podían sostener un tipo fijo de dólar frente al oro.

La inflación del dólar estadounidense fue una gran preocupación, y la administración estadounidense tomó unas medidas para controlar las transacciones del dólar a través de la imposición de los diferenciales de los tipos de cambio. Los costes subieron para los prestatarios extranjeros, provocando la creación de un nuevo mercado de eurodólar.

1967

La balanza comercial británica en los sesenta se estuvo deteriorando, y sus reservas de oro descendieron de 18 mil millones de USD a 11 mil millones de USD. En 1967, el Reino Unido tuvo que devaluar la libra, dando un duro golpe a los tratados de Bretton Woods. Al mismo tiempo estuvo creciendo la deuda estadounidense.

1970

En 1970, tipos de interés descendieron rápidamente en los EEUU. Los inversores movieron su capital a Europa, donde los tipos eran más altos. Todo eso resultó con la peor crisis del dólar hasta el momento.

1971

Los eventos aceleraron en 1971:
  • En mayo, Alemania y Países Bajos permitieron comercio abierto de sus divisas
  • En agosto, el déficit de la balanza de pagos de los EEUU alcanzó un punto crítico y presidente Nixon respondió frenando conversión del dólar en oro.
En diciembre, los acontecimientos culminaron:
  • Se produjo un último intento de salvar Bretton Woods en una reunión en el Instituto Smithsonian en Washington
  • Se permitió que los tipos de cambio desviaran hasta 4.5% de sus valores fijos
  • Bancos centrales hicieron una grandes intervenciones en el mercado de divisas – incluyendo 5 mil millones de USD del Bundesbank
  • Tipos de cambio no se podían controlar a pesar de esas intervenciones
  • Cambios de divisas fueron cerrados temporalmente en Europa y Japón
  • Los EEUU devaluaron el dólar por 10%
  • Los países desarrollados permitieron la flotación de sus divisas, acabando con los tipos de cambio fijos

1973 a 1974

Durante este periodo, los eventos seguían desarrollándose:
  • Los EEUU desmontaron las medidas fiscales y otras restricciones que habían introducido en 1964
  • Bancos centrales dejaron de intervenir en el Mercado de divisas
  • Una vez paradas las intervenciones los especuladores obtuvieron enormes beneficios
  • Dos importantes bancos – Bankhaus Herstatt y Franklin National Bank – declararon bancarrota
  • La especulación hizo daño a muchos otros bancos
  • El sistema de Bretton Woods dejó de existir

1976

Representantes de principales países quedaron en Kingston, Jamaica, para crear un nuevo sistema monetario global. Salieron los siguientes resultados:
  • Oro ya no se usaba como base del valor de las divisas
  • Se crearon unas organizaciones internacionales para controlar la conversión de moneda
  • Las divisas fueron usadas para comprar otras divisas
  • Bancos comerciales empezaron a ser el mecanismo principal para la conversión de moneda
  • Tipos de cambio se hicieron flotables, y eran impulsadas por las fuerzas del mercado
El moderno mercado de Forex había comenzado.