Indicadores económicos

Rendimiento macroeconómico caracteriza el desarrollo económico, indicando crecimiento o declive. Cambios de precios pueden ser previstos, en base de estas medidas. Por lo tanto podemos decir con seguridad que publicando unos datos favorables podría llevar a un gran cambio de tipos de cambio incluso a largo plazo. Estos indicadores de rendimiento incluyen: Nóminas no agrícolas, PIB, Producción industrial, IPC, IPP y un número de otros indicadores macroeconómicos de rendimiento.

La fecha y la hora de publicación de un indicador en concreto se conocen con antelación. Hay unos calendarios de indicadores económicos y mayores eventos en el funcionamiento de algunos países (que mencionan fechas concretas u hora aproximada de publicación). El mercado se prepara para un evento de este tipo. Hay expectativas y previsiones del valor de cada indicador y su interpretación.

La publicación de unos datos podría causar fuertes fluctuaciones del tipo de cambio. Dependiendo de cómo los participantes del mercado interpretan un indicador, el tipo de cambio puede moverse hacia los dos lados. El movimiento puede reforzar o ajustar una tendencia existente, o incluso empezar una nueva. El resultado obtenido depende de varios factores: la situación del mercado, la situación económica de los países en cargo de la moneda, expectativas previas y actitudes, y al final, el valor del indicador.