JPY (Yen japonés)

Después de la Segunda Guerra Mundial el tipo del yen japonés fue definido por la administración de los Estados Unidos y estaba en 360 yens por un dólar estadounidense. En 1995 el tipo fue levantado a 80 yenes y se fortaleció en la segunda mitad de 1998.

Cabe destacar que los tipos de interés de Japón hoy en día son extremadamente bajos y les mantiene el Banco de Japón cerca de cero, y es por eso que los fondos nacionales de jubilación y los inversores invierten su dinero en valores extranjeros, como por ejemplo bonos norteamericanos o activos europeos.

Pero el yen sirve como moneda reserva para el dólar estadounidense y el euro y como un instrumento para pagos internacionales, sigue siendo una de las principales monedas para los mercados financieros.