Cuña decreciente

En una cuña decreciente las dos líneas que forman las fronteras del precio se inclinan hacia abajo y convergen, pero el grado de la pendiente es mayor en la frontera superior que en la frontera inferior. Al acercarse el punto de convergencia, la acción de precios se estrecha progresivamente con máximos más bajos y mínimos más bajos, pero con el grado de descenso de precios máximos superando al de precios mínimos.

Falling Wedge

Se trata de una indicación que a pesar de que los vendedores se esfuercen más, no consiguen empujar los precios hacia abajo en tándem con las posiciones de venta netas. Esto continúa hasta que los vendedores se retiren del activo y los compradores asuman el cargo, provocando una crecimiento encima de la frontera superior del precio.